Estas en»www.jupach.cl»Lema Anual

Lema Anual 2013

Jupach

El lema es una idea que expresa una meta por lograr, que nos plantea un desafío personal y común.

Cada año, Jupach va en búsqueda de las señales que nos pueden indicar qué problemáticas abordar, basándonos en la realidad de nuestras comunidades, las Orientaciones de la Iglesia y las necesidades propias del Movimiento, para así ayudar a la formación integral de la infancia y la juventud chilena con la intención de que los jupachinos ayuden en la construcción de una patria cada vez mejor.

El lema en Jupach es la actualización del Evangelio llevado a nuestra vida. A través del lema acentuamos la unidad de los jupachinos.

""Juntos en una dirección...Luz, cámara, acción!""

Año: 2013

El lema del año pasado nos invitaba a vivir el evangelio a través de las opciones que nuestro movimiento JUPACH nos daba para seguir el camino de Jesús. En la evaluación del año 2012, tanto en nuestros grupos locales, como en los equipos diocesanos del movimiento JUPACH percibimos:

  1. La falta de compromiso y desmotivación de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

  2. La falta de comunicación y el mal uso de las redes sociales.

  3. La falta de identidad de nuestro estilo jupachino no solo en los encuentros sino en nuestra vida diaria.Uno de los efectos de la cultura moderna es que nos ha llenado de medios y nos ha quitado los fines. Es decir, nos invita a vivir y gozar solo el presente, encerrándonos en un drama sin destino,  privándonos de horizontes, un fin por el que valga la pena jugar la existencia, ordenarla y darle sentido.

Por eso, como parte de esta iglesia podemos contribuir a la felicidad del ser humano, desde la perspectiva del evangelio, aportando una visión que hace posible caminar con horizontes claros.

No queremos perder de vista lo aprendido durante el 2012, es necesario mirar siempre hacia arriba buscando la luz que nos indique el camino para continuar. Queremos que en nuestros grupos locales se demuestre que es posible construir un mundo más feliz, donde cada uno se preocupe por el otro, donde se viva el estilo de Jesús en forma concreta y cotidiana. (Leer estilo jupachino manual pág. 13).

  • Queremos valorar lo que hay en cada persona y el aporte que cada uno hace para que el grupo sea una verdadera comunidad.

  • Queremos ser sensibles  a lo que pasa con el otro. Tomando conciencia de la responsabilidad que tenemos por su felicidad.

  • Queremos aprender aceptarnos tal y como somos, aprender a tolerar los errores de los demás y saber que juntos podemos mejorar.

  • Queremos que Jupach sea un espacio lleno de alegría verdadera, esa que nace gratuitamente con otros y del jugar juntos.

  • Queremos trabajar para que verdad sea parte de nuestra vida cotidiana y que nunca necesitemos ocultarnos tras los engaños.A veces decidimos juntos, sin embargo parece que no seguimos la misma dirección. Queremos aunar criterios, queremos caminar juntos. Pero para ello debemos dirigir nuestra mirada hacia el interior del movimiento para mirar, ver y observar. Lo que implica que pongamos atención a lo que debemos mejorar. No basta con criticar, es necesario aportar al crecimiento del movimiento.

  •  

    En el año de la fe es responsabilidad de los cristianos (nosotros) hacer actual, comprensible y creíble a nuestros contemporáneos el mensaje de Jesús.

JUNTOS EN UNA DIRECCIÓN... LUZ, CÁMARA ¡¡¡ACCIÓN!!!

 JUNTOS EN UNA DIRECCION...

Durante el 2013 pondremos nuestra miradas en una sola dirección, todos juntos, conectándonos con nosotros mismos, con la familia, con la comunidad, con nuestros equipos de dirigentes y grupos locales poniendo en práctica y empaparnos con la verdadera alegría y energía que nos ha enseñado Jesús al vivir su evangelio mediante JUPACH para ser mas felices y crecer juntos en un mundo mejor. Queremos transformarnos en los mejores protagonistas de una gran película jupachina “SEAN USTEDES SAL Y LUZ PARA EL MUNDO.”

 En está época en que hemos dejado de vivir en comunidades para convertirnos en individualistas, vivimos para nosotros, poco o nada nos interesa ser sal para nuestros semejantes, en el sentido de comprometernos, hacer pactos por alguna causa, ya sea en favor de los más desposeídos, necesitados, abandonados o por algo más cercano como tender una mano amiga a nuestro prójimo, y en una mínima aportación  pero de gran valía  por lo que significa para un ser humano en un estado de stress, tristeza, soledad, abandono, enfermedad, sería dar alegría con nuestro buen humor y nuestro sentido positivo de ver las cosas.

El llamado de Dios a todo cristiano es ser luz, que ilumine a toda persona, que transmita esa luz y la comparta con los que andan en tinieblas y oscuridad total. La sal tiene muchas cualidades y es necesario que así como la sal sazona y preserva los alimentos, el cristiano sazone con el evangelio y con su ejemplo y preserve de la muerte eterna la vida de las personas a su alrededor .Para eso hace falta ser constantes en la fe de Jesús, en el evangelio del amor y la misericordia de Dios.

La luz significa en nuestras vidas, alegría, vida, espiritualmente es Dios,  quién nos guía, nos alumbra para encontrar el sendero. Ser luz debe significar primeramente alumbrar  “a los que están en casa”. Eso significa que en primer lugar somos luz para los que nos rodean, luego para todo el resto de personas en la calle, en el trabajo, y en todas las actividades que nos movamos.

 LUZ, CÁMARA ¡ACCIÓN!

 Luz: La luz para nosotros es fuente de vida, es lo que nos da motivación para seguir en pie y perseverar en el camino de Jesús pese a todas las adversidades. El año que recién pasó trabajamos con el lema “Jesús es mi camino... Elijo ser jupachino” por lo que al elegir, hicimos nuestro su llamado.

 Cámara: Es momento de dar un enfoque y ver más allá de lo superficial, para poder realmente involucrarnos con el movimiento siendo reales servidores de Jesús. Como dirigentes queremos ser el real foco de ideas, colores, alegrías y juegos en la vida de los niños y niñas, con el fin de plasmar los momentos en su memoria y corazón, formando frutos en su crecimiento hacia su vida como verdaderos cristianos y discípulos misioneros.

 ¡¡Acción!!: No podemos quedar solo con las palabras, traduzcamos todo lo aprendido en concretas y reales acciones en nuestras vidas y la del prójimo provocando cambios tanto fuera como adentro de JUPACH, que trasciendan lo superficial.

 Es momento de dejar de ser indiferente ante el dolor y necesidad de quienes nos rodean, prestando nuestros sentidos y empatizar con ellos. La forma de trabajar en forma bimensual le llamaremos ESCENAS

 

 

Lemas Anteriores

(2017)HERMANO CONFIA, CRISTO ES LA ALEGRIA

(2016)"Yo por ti, soy feliz"

(2015)""50 Años de alegría, Jupachinos...con Cristo sirviendo cada día""

(2014)Vivo la alegría del Evangelio…¡Entrega a Cristo con Ingenio!

(2012)Jesús es mi camino, elijo ser Jupachino

(2011)¡Jupachino Misionero, contagia al mundo entero!

(2010)¡ATENTOS AL COLOR! Avancemos en familia, dando lo mejor.

(2009)¡VEN CONMIGO! La brújula de Dios seguiremos y nuestra misión realizaremos.

(2008)Jupachino: Vida al mundo queremos dar.

(2007)Brilla una nueva estrella. Vida trae a nuestra tierra.

(2006)¡Aquí estoy! Demos a Jupach su color.